Páginas vistas en total

04 octubre, 2009

Alfonsina y el Mar...


Una de las canciones que me han gustado desde siempre, desde que tengo uso de razòn es esta:

Por la blanda arena
Que lame el mar
Su pequeña huella
No vuelve más
Un sendero solo
De pena y silencio llegó
Hasta el agua profunda
Un sendero solo
De penas mudas llegó
Hasta la espuma.Sabe Dios qué angustia
Te acompañó
Qué dolores viejos
Calló tu voz
Para recostarte
Arrullada en el canto
De las caracolas marinas
La canción que canta
En el fondo oscuro del mar
La caracola.
Te vas Alfonsina
Con tu soledad
¿Qué poemas nuevos Fuíste a buscar?
Una voz antigüa De viento y de sal
Te requiebra el alma
Y la está llevando
Y te vas hacia allá
Como en sueños
Dormida,
Alfonsina Vestida de mar.
Cinco sirenitas
Te llevarán
Por caminos de algas
Y de coral
Y fosforescentes
Caballos marinos harán
Una ronda a tu lado
Y los habitantes
Del agua van a jugar
Pronto a tu lado.
Bájame la lámpara
Un poco más
Déjame que duerma Nodriza, en paz
Y si llama él
No le digas nunca que estoy
Di que me he ido.
Te vas Alfonsina Con tu soledad
¿Qué poemas nuevos Fueste a buscar?
Una voz antigüa De viento y de sal
Te requiebra el alma Y la está llevando
Y te vas hacia allá
Como en sueñosDormida, Alfonsina
Vestida de mar


Mercedes Sosa

Regalos del Universo...



El Universo nos hace regalos, y me siento feliz porque he recibido un hermoso obsequio que ha sido este viaje al viejo continente, pasear las calles donde creciò mi padre, mis abuelos, mis bisabuelos, visitar parte de lo que me queda de èl, disfrutar cada hora por esas hermosas calles de Moròn, compartir con la familia, disfrutar de las ferias, de la comida divina, que me encanta, escuchar y bailar la rumba y escuchar y ver bailar (no soy tan valiente como para bailarlas yo) las Sevillanas; para luego enamorarme de Barcelona, que màs se puede pedir??? Sòlo dar gracias al Universo y a esos angeles que Dios me colocò en el camino para regalarme alegrias y darme fuerzas para seguir adelante, gracias a mi familia, a mi querida Ester y a Joaquin, por ser mensajeros de este regalo...